Exfoliante para el pelo

Exfoliante, sí… pero, ¿exfoliante para el pelo? Pues sí, amiga, el pelo también se puede (y se debe) exfoliar, igual que hacemos con el rostro y la piel del resto de nuestro cuerpo. Concretamente, debemos exfoliar el cuero cabelludo. Sigue leyendo y descubrirás como el exfoliante para el pelo contribuye a dejarlo más limpio, con más volumen y por más tiempo. Interesante, ¿verdad?

 

Exfoliante para el pelo: Mitos y realidades

Al tratarse de un producto relativamente desconocido aún, existen dudas acerca de si es realmente necesario. Nuestra respuesta y la de miles de dermatólogos: Yes, of course! Igual que limpias tu piel, el pelo y el cuero cabelludo precisan de vez en cuando de una limpieza profunda para eliminar impurezas como células y pieles muertas, hacer desaparecer los restos de otros productos que obturan el poro y regular el exceso de grasa. Tu exfoliante tiene mucho que ofrecer.

Quizás has oído que el exfoliante para el pelo puede ser perjudicial para la salud de tu cabello. Pues bien, es totalmente falso. Si el producto exfoliante no contiene sulfatos ni otros componentes que puedan resultar abrasivos para el cuero cabelludo, no existe ningún inconveniente. Al contrario, un exfoliante te ayudará a prevenir la aparición de los principales problemas de salud del pelo como la caspa, picores, psoriasis o dermatitis, causados por falta de limpieza capilar.

También existen distintas opiniones respecto a la frecuencia de uso del exfoliante para el pelo. Nuestra recomendación: con añadir el exfoliante capilar a tu rutina de pelo un par de veces al mes, debería ser suficiente para apreciar sus efectos beneficiosos. Puedes realizarlo más a menudo, incluso una vez por semana, si tienes el pelo graso, ya que equilibra la producción de sebo y prepara el cabello para absorber los nutrientes.

Y además, al exfoliar tu cabello, estarás estimulando y ayudando a regenerar el cuero cabelludo, por lo que el cabello crecerá con más brillo, rapidez y fuerza.

 

¿Qué es el exfoliante para el pelo?

El exfoliante para el pelo es un tratamiento que se realiza previo al lavado con champú, y su objetivo es el de eliminar totalmente los restos de impurezas de tu pelo y cuero cabelludo. Los dermatólogos aconsejan realizar un par de exfoliaciones cada mes, incluso más en el caso de tener el pelo graso, ya que ayuda a regular la secreción de grasa y a limpiar a fondo el cuero cabelludo.

  

¿Cómo se usa el exfoliante de cuero cabelludo?

¡Muy sencillo! Debes aplicar el exfoliante para el pelo como si fuera un champú. O sea, repartiéndolo bien por todo el pelo y asegurándote de que penetra en la raíz. Aplícalo con el pelo húmedo mediante un pequeño masaje en movimientos circulares por todo el cuero cabelludo, y durante no menos de un minuto, para lograr activar la microcirculación. Por último, aclara tu pelo y lávalo de forma habitual.

 

El exfoliante para el pelo elimina a fondo todas las impurezas

¡En efecto! El exfoliante para el pelo es un tratamiento de limpieza profundo que tiene la función de eliminar las impurezas y otras sustancias residuales que se depositan en la cutícula del pelo, como la silicona, que llevan muchos productos o simplemente las partículas propias de la polución.

 

¿Sirve para el pelo graso?

No solo sirve, ¡es que es súper aconsejable! Porque su uso en pelo graso lo libera de residuos. Nuestro tip es que lo combines con el champú en seco Batiste, así reducirás la grasa natural y ayudarás a regular la aparición de sebo, ayudándote a mantener el pelo limpio por más tiempo y así poder espaciar lavados.

 

El pelo fino ganará más volumen

Las que tenéis el pelo fino lo sabéis muy bien: en cuanto se ensucia un poco, adiós volumen. Pero usando un exfoliante para el pelo ayudas a eliminar residuos de la fibra capilar, y consigues un pelo más limpio, suelto y, por tanto, con mayor volumen.

 

¿Es lo mismo el exfoliante para el pelo que el peeling capilar?

Exfoliante para el pelo y peeling capilar son conceptos muy similares, y que a veces se confunden. Se diferencian básicamente por la intensidad y profundidad de su actuación. El exfoliante para el pelo trabaja en las capas más superficiales del cuero cabelludo, y precisa de un pequeño masaje capilar para ayudar a retirar las impurezas. En el caso del peeling capilar, los productos químicos que incorporan ya realizan de por sí la labor de profundizar en el cuero cabelludo y ayudan a mantener el pH equilibrado.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 + diecinueve =