metodo curly

¡Rizando el rizo! Todo lo que necesitas saber sobre el método curly

Quizás ya lo conoces, pero si no es así, prepárate para descubrir el método curly, ideal para lucir un cabello rizado, perfectamente hidratado y con un aspecto muy natural. Y es que el pelo rizado sigue ganando adeptos, cada vez con más furor, ¡y ahora está on fire! Sí, amiga, los rizos vuelven a estar de moda. Pero también, es una de las melenas más difíciles de mantener, ya que necesita cuidados extra.

Nadie dijo que fuese fácil, pero créenos, el método curly merece la pena.

 

¿Qué es el método curly y cómo iniciarse en él?

Allá por los años 90, Lorraine Massey escribió el libro Curly Girl The Handbook en el que explicaba varios trucos y consejos para el cuidado de los rizos. En él definía el método Curly, que es una rutina de pasos que se deben seguir habitualmente con el objetivo de cuidar adecuadamente el pelo y sus rizos. Está rutina se basa principalmente en la hidratación y nutrición de la melena ondulada.

Aunque el método curly es una rutina ideada para potenciar los rizos en cabellos que ya están rizados, también puedes incorporar esta rutina en melenas lisas y conseguir unas ondas naturales o como mínimo, un volumen extra.

El método curly requiere cierta disciplina y cumplir un calendario, ya que debe aplicarse una vez a la semana. Haciéndolo así notarás el cambio en la salud de tu cabello y en tus rizos a partir de la tercera semana.

 

Método curly: pasos a seguir

Los pasos a seguir para adentrarte en el método curly son los siguientes:

  1. Lávate el pelo una última vez con tu antiguo champú con sulfatos pero sin siliconas, y olvídate definitivamente de él.
  2. Vuelve a lavar el pelo con un champú que no contenga sulfatos, siliconas o alcoholes. No usarás otro a partir de este momento.
  3. Empieza a usar acondicionadores y cremas. Estas se deben emplear una vez a la semana. Después de lavar, aplícala de medios a puntas y desenreda tu pelo con el producto, con cuidado de no romperlo
  4. Usa el activador de rizos o espuma para rizos, que tampoco deben contener siliconas ni alcoholes secantes.
  5. Deja secar el cabello al aire libre o enrollando una toalla de microfibra alrededor de la cabeza. Si tienes que utilizar el secador, hazlo siempre en modo frío o al mínimo de su temperatura.

La rutina del método curly debe aplicarse una vez a la semana. Entre tanto, si quieres mantener tus rizos vivos entre lavados, existen dos técnicas muy útiles que puedes seguir:

Pulsing. Consiste en humedecer tu pelo y estrujar tus rizos con las manos, con el objetivo de volver a reactivar los productos que días previos has utilizado.

Leave. Se trata de aplicar la mascarilla mezclada con agua y estrujar los rizos con las manos. En este caso, la mascarilla debe dejarse aplicada.

 

¿Qué champús son aptos para el método curly?

Los champús idóneos para el método curly son aquellos que están libres de siliconas y sulfatos. Puedes incluir a tu rutina los champús en seco de Batiste, ya que son champús sin sulfatos.

Es necesario recordar que, cada cabello necesita un cuidado diferente, y es por eso que recomendamos ir probando diferentes productos hasta encontrar el que más se ajuste a tus necesidades y te ofrezca el resultado que estás buscando.

  

¿Qué se debe evitar en el método curly?

Nunca nos cansaremos de repetirlo… Al realizar el método curly es importante evitar el uso de champús y mascarillas con siliconas y sulfatos. Es muy habitual recurrir a ellos, ya que el cabello rizado suele ser muy seco, pero este tipo de champús contienen siliconas que en nada ayudan a tu pelo.

Evita también el uso de los secadores y rizadores. Y si los utilizas, al menos, que sea a la mínima potencia y con aire frío, nunca con calor.

Para cepillar el pelo, debes evitar hacerlo cuando esté seco, ya que se corre el riesgo de quitarle la forma al rizo. Hay que peinarlo cuando esté mojado, y a ser posible con peines de púas anchas, que no den tirones.

 

Método curly: antes y después

Puedes ver el efecto del método curly con este antes y después. Consigues unos rizos más definidos y además un pelo mucho más brillante y, sobre todo, más sano.

método curly antes y después

método curly antes y después

 

Refresca instantáneamente tu cabello y dale mayor volumen con Batiste

A estas alturas, ya sabes que el método curly necesita de champús sin sulfatos. Y qué mejor opción que confiar la salud de tus rizos al champú en seco de Batiste. Para lograr el efecto deseado, te recomendamos escoger el champú en seco Heavenly Volume, que aportará a tus rizos un volumen aún mayor. Este champú sin sulfatos añade a tu melena más volumen que cualquier otro champú en seco, y será tu mejor aliado en la búsqueda del rizo perfecto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho − tres =