usos champú en seco

Hace muchos años que el champú en seco se ha afianzado como la herramienta secreta de los estilistas de los backstages internacionales. Pisa con fuerza las alfombras rojas y las pasarelas de todo el mundo y también lo han apadrinado las celebrities e influencers más top del momento.

Afortunadamente su uso se ha extendido, convirtiéndose en un “must have” del sector cosmético. Y ahora somos muchas las que recurrimos a este gran aliado frente a un “bad hair day”. Aunque por suerte, ya no solo se lo conoce como una solución de emergencia entre lavado y lavado.

Desde Batiste te acercamos los usos y posibilidades menos conocidos de este producto de culto, ¡para que puedas exprimirlo al máximo! De hecho, ¿sabías que gracias al champú en seco puedes lucir una melena perfumada, con una dosis extra de volumen y textura, en pocos segundos?

Limpieza, frescura, fragancia, volumen, textura, intensidad… El cóctel perfecto para lucir pelazo. ¡Ahí van algunos tips para que te rindas a sus pies! Ready to WOW?

1. ¿Flequillo per-fec-to a todas horas?

Yes you can. El flequillo es, sin duda, la parte del cabello que más se ensucia. ¿Por qué? Simplemente porque siempre está en contacto con nuestra frente y, con el paso del día, la sudoración va apelmazándolo. Así que, si eres una auténtica fan del flequillo, el champú en seco será una solución infalible para ayudar a eliminar esa sensación grasa sin que tengas que lavar tu pelo a diario. La solución promete, ¿verdad?

¡Prueba de llevarlo siempre contigo y podrás retocarte el flequillo cada vez que quieras! Para el bolso disponemos del formato mini, de 50 ml, ideal para tu día a día, llevártelo de viaje o incluso para los festivales de verano y demás aventurillas.

Aplica tu Batiste favorito en tu flequillo, desde la parte inferior, es decir, de abajo a arriba, para no pulverizar la piel de tu frente. Ya verás como en un instante dotarás a tu flequillo de un aspecto limpio y con mucho movimiento. Además, le darás ese toque aromático que no dejará a nadie indiferente. ¡Échale un vistazo a nuestra colección “Fragancia” y escoge el que sea más fiel a tu estilo y personalidad!

2. ¡Súmale un plus de volumen a tus recogidos!

¿Te contamos otro secreto profesional? ¡Toma nota! Además de aportarte una sensación de frescor irresistible al momento, el champú en seco ha supuesto la revolución para los estilistas más top porque aporta un extra de cuerpo y volumen a todo tipo de cabellos. Así que si notas que tu coleta o recogido no ha quedado como esperabas y le falta textura, ya sabes, agita tu Batiste y… ¡sorpréndete con el antes y el después!

Asimismo, si eres de las que se atreven con peinados imposibles, con mucho volumen o incluso cardados, puedes recurrir a esta herramienta de styling que le aportará un toque natural al cabello y libre de apelmazamientos.

El rey de esta categoría es nuestro champú en seco Batiste Heavenly Volume, un 2 en 1 que refresca en pocos segundos tu pelo y le dota de mayor volumen y textura. ¡Es el mejor complemento para fijar tus peinados y lograr un acabado verdaderamente profesional!

3. Mientras duermes…

¿Cabello apagado? ¡Despiértalo con Batiste! Te traemos un truquito que seguramente no te dejará indiferente: aplícate el champú en seco justo antes de irte a dormir, y no por la mañana como se suele hacer en la mayoría de ocasiones. Oh-my-hair! Pruébalo, verás que como lleva toda la noche actuando sobre tu cabello, te levantarás con un efecto lavado aún mayor.

Eso sí, debes aplícalo correctamente (aún hay bastante desconocimiento en este sentido), tal y como te mostramos en el siguiente apartado. Pero antes: si eres de las que no pueden vivir sin nuestro champú en seco o, por el contrario, quieres acabar de convencerte, ¿por qué no le echas un vistazo al post “4 situaciones en las que el champú en seco puede ser tu mejor aliado ¡y no lo sabías!”? Cero dramas, ¡Batiste al rescate!

bodegón productos batiste

 

Tip Batiste: ¡stop a los residuos blancos!

¿Sabías que los residuos blancos forman parte del proceso de lavado de un champú en seco, pero si se usa correctamente estos desaparecen con facilidad? Muchas #Batistelover nos preguntáis a diario en redes sociales sobre este tipo de manchas, así que hemos preparado este mini manual para que les des el adiós definitivo y ¡todo sean ventajas!

¿La clave? No es otra que la de seguir estos 4 pasos al pie de la letra:

1. Shake, shake, shake

Antes de usar tu Batiste favorito, ¡agítalo con energy! Es vital que se mezcle el almidón de arroz con el resto de los componentes, ahí reside el secreto de su éxito.

2. ¡Pulveriza Batiste a 30 cm!

Darling, afina tu puntería y rocía a conciencia las raíces de tu pelo, para que la fórmula sin agua del champú pueda absorber con eficacia la suciedad y la grasa de tu cuero cabelludo. Eso sí, hazlo siempre desde una distancia mínima de 30 cm, porque así le darás carpetazo a los molestos residuos blancos. ¡Ah! Aplica Batiste dividiendo el pelo por capas, de este modo no te dejarás ninguna zona sin cubrir y ¡el resultado será uniforme!

3. ¿Te hace un masajito capilar?

Este paso es el mejor de todos, ¿verdad? Para cubrir de forma homogénea el champú en seco por todas las raíces y que este absorba toda la suciedad, nada mejor que darte un gustazo con un buen masajito, empleando las yemas de los dedos. ¡Momento top del día!

4. ¡Cepíllate con arte!

Un buen cepillado es esencial para finalizar con éxito todo el proceso. Por lo tanto, cepilla tu melena con esmero de la raíz a las puntas y, si lo prefieres, termina de darle tu toque personal con la ayuda de tus manos. ¡Ya estás lista para lucir el efecto WOW de Batiste!

Comprueba, en menos de 20 segundos, lo fácil que es aplicar correctamente Batiste:

Por último, ten presente que también disponemos de champús en seco que combinan a la perfección con el matiz de tu pelo. Se trata de Divine Dark, que mantiene la intensidad de color de las morenas, Beautiful Brunette, que potencia el castaño más natural, y Brilliant Blonde, el champú en seco específico para pelo rubio. Y tú, ¿de qué equipo eres?

 

 

batiste color champú en seco

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nueve − cinco =