Nos lavamos el pelo a menudo: a diario, cada dos o tres días… ¿cada cuánto? Lo que necesite cada tipo de cabello. Y el ritual de secar el pelo después de lavarlo es algo que también hacemos con frecuencia y cada una lo hace a su manera según lo que busque: solo para quitarle la humedad, para darle volumen, para peinarlo, para que quede ondulado… Tanto si lo haces con secador como si sueles dejar secar el pelo al aire, es importante que lo hagas correctamente para que el cabello no se estropee ni se encrespe. Por eso hemos recopilado estos tips sobre cómo secar el pelo para que no se dañe y para que te quede un acabado profesional. Lets dry!

¿Cómo secar el pelo con secador? Consejos básicos

Antes de secar el pelo…

  1. Procura no empezar inmediatamente. Antes de empezar a secar con el secador, enrolla el pelo mojado a modo de turbante en una toalla de algodón o microfibra durante unos minutos para retirar el exceso de humedad. Ahorrarás tiempo de secado, esfuerzos y exposición al calor del secador.
  2. Usa siempre protectores térmicos para el cabello, ya que reducen hasta un 70% el efecto calorífico y la posibilidad de dañar el pelo. ¡Súper importante!
  3. Desenreda el cabello de puntas a raíces, cepillándolo con un peine de púas anchas que despegue el pelo del cuero cabelludo. Esto facilitará el secado, haciendo que el calor penetre mejor en la fibra y llegue por igual a todas partes. Además, le dará volumen a tu melena.

Durante el secado del pelo…

  1. Evita la máxima temperatura del secador, busca el término medio. Conseguirás secar el pelo igual sin necesidad de dañarlo tanto por efecto del calor. Si tienes prisa y necesitas saber cómo secar el pelo rápido, aumenta la potencia del secador, pero no la temperatura.
  2. Mantén el secador a una distancia prudencial del cabello (unos 20 centímetros), no lo pegues en exceso al pelo porque puedes perjudicarlo y tener que seguir unas pautas específicas para reparar el cabello dañado.
  3. Separa el cabello por mechones, de delante hacia atrás. Para dividir el cabello y que el secado quede más profesional, puedes utilizar una o varias pinzas, según el largo de tu melena, e ir soltando las capas a medida que van secándose.
  4. Seca desde la raíz hasta las puntas, haciendo movimientos con el secador para no aplicar el calor mucho rato en el mismo punto. Este aspecto es importante, ya que una aplicación muy directa y constante puede llegar a quemar el pelo.
  5. Los accesorios del secador no están de adorno: ¡úsalos! La boquilla del secador concentra el aire en un solo punto y es una gran aliada a la hora de secar el pelo para que quede liso y suave. Contrariamente a lo que mucha gente pueda pensar, la boquilla te ayudará a secar el pelo más rápido y a controlar mucho más el secador. Por otro lado, secar el pelo con el difusor tiene múltiples usos y beneficios, ya que reparte el calor del aire de manera uniforme y protege el cabello. Además, aporta volumen y permite secar el pelo rizado sin que se encrespe.
  6. ¿Cómo secar el pelo rizado? Secar un cabello rizado u ondulado tiene sus particularidades, para evitar que el pelo se encrespe, el gran enemigo de las melenas de este tipo, y para tener unos rizos bien definidos y bonitos:
    • Cuando envuelvas tu melena rizada con una toalla, no fricciones con ella para no multiplicar las posibilidades de encrespamiento.
    • Aplica una crema definidora y potenciadora de rizos.
    • Aunque es mejor dejar secar el pelo rizado al aire, si prefieres hacer uso del secador seca tus rizos siempre con el difusor para preservar la definición de tus bucles y evitar el tan odiado encrespamiento. ¡El resultado es perfecto!
    • Empieza secando el pelo rizado por las raíces para darle volumen y ponte bocabajo, con ligeros movimientos circulares con el secador.

Después de secar el pelo…

  1. Termina el secado de tu pelazo con unos toques de aire frío con el secador. Secar el pelo con aire frío en la parte final aportará elasticidad al cabello, cerrando la cutícula y dejándolo suave y brillante, y te ayudará a fijar el peinado. ¡Perfecto!
  2. El acabado variará según el tipo de pelo y de peinado que busques, ¡tenlo en cuenta! Por ejemplo, no es lo mismo secar el pelo para que quede liso (que después de secarlo puedes completarlo con un toque de plancha), que hacerlo para darle el máximo volumen, definir y revitalizar los rizos, peinar tu flequillo rebelde o dejar las puntas como te guste. Fíjate en cómo lo hace tu estilista de confianza y pídele consejo para poder repetirlo en casa a golpe de secador.

¿Secar el pelo al aire? Yes, please

Si prefieres no abusar del secador y quieres alternarlo con dejar que se seque la melena al viento, te explicamos cómo secar el pelo sin secador y que el resultado sea espectacular. Los profesionales coinciden en que es lo mejor para no dañar el cabello.

Estos son los beneficios de secarse el pelo al natural:

  • Dejamos descansar al cabello de las herramientas de calor que tanto lo dañan (secadores, planchas, etc.), así como al cuero cabelludo, que también puede irritarse por un exceso de aplicación de calor.
  • Conseguimos un pelo más natural, de aspecto saludable y con brillo.
  • Secar el pelo al aire no significa que no podamos aplicar acondicionadores de peinado, productos texturizantes, potenciadores de rizos o soluciones antiencrespamiento.

¿Cómo secar el pelo sin secador?

El truco está en dejar un buen rato la toalla envuelta como un turbante, el máximo tiempo posible para absorber bien toda la humedad y dejar que se termine de secar al aire, preferiblemente en el exterior. Casi siempre el secreto para un resultado perfecto está en el corte de pelo.

Según el hairstyle que quieras conseguir, puedes dejarlo tal como quede o seguir pequeños trucos para que el pelo tome forma. Por ejemplo, si quieres secar el pelo para que quede ondulado, hazte unas trenzas con el pelo semi húmedo y duerme con ellas. A la mañana siguiente, deshazlas con los dedos y tendrás ondas de sirena en tu melena. ¡Wow!

Nuestro truco final

Una buena solución para evitar tener que estar constantemente secándose el pelo es usar cualquiera de nuestros champús en seco. Como no necesitas agua, ¡no tendrás que secar el pelo! En un momento podrás lucir un pelo fresco, con aroma irresistible, con movimiento y sensación de libertad. Además, puedes optar por nuestra gama Batiste Benefits, con la que podrás proteger tu cabello del calor del secador (Damage Control) y evitar el encrespamiento (De-Frizz). ¿Ya los has probado?

6 comentarios
    • batiste-blog
      batiste-blog Dice:

      Hola, Estefanía:

      Te recomendamos que lo consultes con tu peluquero/a de confianza, así seguro que te aconsejan lo mejor para tu pelo. Además, podrán darte algunos consejos para utilizar un secador con cepillo y que, en dos días, ¡lo manejes a la perfección! Gracias por tu comentario 🙂

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − trece =