mechas balayage

Ya sabemos que experimentar con los tintes de fantasía es una de las tendencias más recurridas por las celebs más top en las últimas temporadas, pero no todas nos atrevemos con hairstyles tan arriesgados. Por ello, desde Batiste, te hemos preparado este fabuloso post de inspiración mechas californianas versus mechas balayage. Oh-My-Hair!

Conoce de una vez por todas las diferencias entre ambos estilos, y cuáles son las que más pueden favorecerte. ¡Ah! Tampoco puedes perderte los tips y cuidados adicionales para tu cabello, ¡así las lucirás siempre modo “diva”! ¿Lista?

Lección 1 – Diferencia entre mechas californianas y mechas balayage

Aunque ambas nacieron en la década de los 70 son técnicas muy diferentes entre sí, tanto por el modo en el que se aplican, como por los resultados finales, así que ¡toma nota!

Mechas californianas:

¿Sabías que estas surgieron con la idea de imitar el efecto del sol sobre el cabello de los surfistas de California? Sí, sí, darling, de ahí la originalidad del nombre. Las californianas son mechas que solo se aplican de medios a puntas, por lo que son mucho más intensas y buscan un mayor contraste en el pelo que sus compatriotas las balayage.

En cuanto a la forma de aplicación, es importante que sepas que se siguen los protocolos habituales para las mechas normales, mediante calor y el típico papel de aluminio para que el pelo llegue a oxidarse y, de este modo, conseguir el color y efectos deseados. En este sentido, hemos de tener en cuenta que es una técnica mucho más agresiva para la salud de nuestro cabello que las mechas balayage.

En definitiva, si buscas un acabado más marcado y simétrico, unas mechas que te aporten mucha luz a tu pelazo y un look surfer y desenfadado, ¡el efecto californiano es tu opción estrella! Así que ahora solo toca paseíto hasta la pelu y ponerse en manos de tu estilista de confianza, nadie mejor que él/ella para asesorarte sobre este tipo de mechas y el color que más te favorezca. Ready to WOW?

Mechas balayage:

mechas balayage rubias

Oh là là, ¡qué decir de las mechas balayage, de origen francés, porque nos han robado el corazón! Este término acuñado del país del amor significa “barrido” y precisamente es una técnica de decoloración que se realiza degradando desde la propia raíz hasta llegar a las puntas. Se trata de un tipo de mecha que logra un efecto súper disimulado, y más cuando nos ponemos en manos de un/a buen/a profesional, ya que no seremos capaces de distinguir dónde empiezan y acaban. Y esa es la clave, ese toque natural.

También difieren por lo que respecta al modo de realizarlas. Así, mientras nuestras amigas las californianas se aplican con calor y con el típico papel de aluminio, el acabado balayage se trabaja con la ayuda de un pincel, de forma manual. Por lo tanto, nada de aparatos de calor. Por esta razón, es una técnica mucho más respetuosa con nuestro cuero cabelludo, otro aspecto más que puede hacerte decantar la balanza, ¿no? ¿Y si además te decimos que las balayage se emplean para aportar luminosidad a determinados puntos del rostro y hacer que las facciones desprendan una mayor armonía? O, lo que es lo mismo, efecto rejuvenecedor al instante. Ya estás fall in love, ¿verdad?

En resumen, si lo que quieres es lucir melena con un acabado más natural y suave, con muchísimo movimiento y una sensación extra de volumen, esta debería ser tu súper apuesta. Y es que, con unas buenas balayage ¡conseguirás un estilismo elegante y muy sofisticado!

Lección 2 – ¿Qué me favorece más, las californianas o las balayage?

Una vez aclaradas las diferencias entre ambas técnicas, veremos cuáles son las que sacarán tu mejor versión, en función de tu color y tipo de cabello. Eso sí, que nada ni nadie te condicione, ten presente que no hay normas. Recuerda, ¡para gustos colores!

  • Si tienes un pelazo oscuro: nuestra recomendación es que evites las californianas. ¿Por qué? La explicación es realmente sencilla: porque en bases de color muy oscuras quedan excesivamente marcadas. En cambio, unas mechas balayage te permitirán adaptar el tono que hayas seleccionado a tu color base. ¿El resultado? Un cabello con una apariencia muy sutil y un acabado “made in nature”. Como hemos dicho con anterioridad, tú decides, solo es importante que lo tengas clarinete.
  • Si tienes el cabello cortito: apúntate a la moda de las mechas californianas, porque al contrario que en el caso anterior, el contraste y la intensidad te viene fenomenal. Por el contrario, el efecto balayage en un pelo corto (que, como hemos visto, consiste en aclarar el pelo de forma gradual de raíz a puntas) no podrá conseguirse por la escasa longitud del cabello. Así que, ¡lánzate déjate educir por los aires californianos!
  • Si eres de melena XL: estás de suerte, puedes permitirte todo lo que quieras. Juega con las diversas técnicas y decide cuál es la que va más contigo, teniendo en cuenta la forma de tu rostro, así como el color de tu cabello. Por ejemplo, ya hemos comentado que las mechas californianas no van demasiado con las bases oscuras, en cambio si eres del equipo de las rubias o de las castañas claras tiene un mayor margen de maniobra. Conviértete en la queen del veranito combinando tu new look con los accesorios más “in” para el cabello de esta temporada. ¡Lo más!
  • Si buscas un extra de movimiento y volumen: no hay duda, las mechas balayage son tu mejor aliado si tienes un cabello muy finito. Así que, poténcialo dándole una mayor libertad de movimiento y esa chispa de volumen que tanto te favorecerá. Ten presente que las mechas balayage quedan bien tanto en melenas lisas como rizadas, pero resaltan muchísimo más en pelazos con ondas. ¡Tatúatelo!

Además, siempre puedes ayudarte con nuestro “Heavenly Volume”, un 2 en 1 que además de reunir todos los beneficios del champú en seco Batiste, te proporcionará un toque de volumen de lo más ¡WOW!

champú en seco volumen

Lección 3 – Tips para mimar tus mechas californianas y balayage

Para tener una salud capilar de 10 y mantener las mechas en perfecto estado, lo ideal es lavar y acondicionar tu pelo con productos específicos para cabellos teñidos, que reparen e hidraten el pelo en profundidad. Así que, ¡sigue los siguientes pasos!

¡Y a lucir mechas!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 5 =