Chica joven con cabello largo, fresco y limpio, tocándose el pelo con las dos manos

Si alguna vez te ha pasado que, hablando con alguien, su mirada ha caído disimuladamente hacia tus hombros y ha detectado esos malditos puntitos blancos que caen de tu cabeza sobre tu camiseta negra… ¡Tienes caspa! Que no cunda el pánico. La caspa es un problema muy frecuente ¡y tiene solución! En este post intentaremos resolver las dudas que puedas tener sobre ella: qué es, por qué aparece, qué tipos hay y, lo más importante: cómo eliminar la caspa de una vez por todas.

¿Qué es la caspa?

No, la caspa no es eso que se mueve dentro de las típicas bolas de cristal navideñas al ritmo de “White Christmas” en la voz del guapérrimo Michael Bublé (aunque nos lo recuerde).

La caspa, también llamada pitiriasis capitis en ambientes científicos, es un problema dermatológico muy común, que se produce cuando la piel del cuero cabelludo se descama en exceso. Cuando el proceso normal de renovación celular se acorta, hay demasiada piel muerta en el cuero cabelludo y se forma la caspa.

Es más un problema estético que de salud, pero la verdad es que puede resultar molesta (y causarte alguna situación embarazosa): se aprecia a simple vista, produce picores, irritación… ¡Un rollazo para quien la padece, vaya!

Mujer de espaldas con un problema de caspa en el pelo

¿Qué tipos de caspa hay?

Aunque todos los tipos de caspa nos puedan parecer igual, podemos distinguir dos tipologías:

  • Caspa seca (pitiriasis simple): se trata de la más frecuente. En este caso, la caspa aparece en toda la superficie de la cabeza, y son como escamas blanquecinas finas y secas, no adheridas al cuero cabelludo, que se desprenden fácilmente y reposan plácidamente sobre los hombros. El pelo de quien tiene este tipo de caspa está áspero y sin brillo. Si no se trata correctamente, la caspa seca puede costar mucho de eliminar (o incluso puede convertirse en caspa grasa).
  • Caspa grasa (pitiriasis esteatoide): afecta en las zonas donde hay más sebo (principalmente en la parte frontal del cuero cabelludo), por eso también se llama caspa seborreica. Se manifiesta en forma de escamas amarillentas más grandes y espesas (a veces están cubiertas por una capa de sebo), que están como pegadas al cuero cabelludo y no se desprenden con facilidad. Este tipo de caspa puede producir inflamación, picor y enrojecimiento del cuero cabelludo. Eliminar la caspa grasa también debe hacerse de forma correcta, para no agravar el problema.

¿Por qué causas se forma la caspa?

Aunque el origen exacto de la aparición de caspa es desconocido, las causas por las que aparece pueden ser muy variadas. Veamos las más comunes, o aquellos factores que pueden ser desencadenantes:

El hongo Pytirosporum ovale

Este hongo de extraño nombre, que se encuentra de forma natural en la piel, es la causa más frecuente de la aparición de caspa. Cuando se produce una infección por este tipo de hongo y crece más de lo normal, se forma la caspa y se irrita el cuero cabelludo.

Factores hormonales

Los desajustes hormonales también pueden favorecer la caspa. Por esto se manifiesta en mayor medida en épocas de auténtica revolución hormonal, como la pubertad o la adolescencia. ¡Planazo! La buena noticia es que, precisamente también por esto, la caspa disminuye con la edad.

Un ritmo de vida estresante

Demasiado estrés, vivir con ansiedad, no descansar lo suficiente… todo influye cuando de combatir la caspa se trata.

Afecciones dermatológicas

Hay algunas patologías dermatológicas (como la psoriasis, la dermatitis seborreica, etc.), que pueden propiciar la caspa, o que la descamación del cuero cabelludo es uno de sus síntomas más visibles.

Pelo graso o con tendencia a engrasarse

Las personas con el pelo graso lo saben, es como el pez que se muerde la cola: exceso de grasa, irritación, descamación… ¡Caspa!

Cepillarse como si no hubiera un mañana

Para cuidar el cabello es importante cepillarlo con frecuencia y eliminar cualquier nudo. Yes. Pero de ahí a hacerlo bruscamente y sin piedad hay un trecho. Un cepillado demasiado agresivo puede producirte caspa (como mínimo), así que… ¡Tú verás!

Utilizar con frecuencia productos para el cabello inadecuados

Un abuso de productos para el pelo que puedan dañar el pH del cuero cabelludo (tintes, gominas, espumas, lacas, etc.) también puede hacer que este termine irritándose y descamándose. Es decir, que terminemos teniendo caspa. ¡Horror!

¿Cómo quitar la caspa definitivamente?

Ahora que te hemos contado qué es y por qué sale la caspa, vamos a lo que realmente te trae de cabeza: cómo eliminar la caspa definitivamente.

Productos para eliminar la caspa

Para quitar la caspa, tu rutina de higiene y cuidado del cabello deberá hacerse correctamente, para no alargar o agravar la problemática. Es necesario ser constante y tener paciencia, ya que los resultados no suelen ser inmediatos.

Chica sonriente lavándose el pelo en la ducha

¿Cómo debe ser esta rutina anticaspa?

  • Combina el uso de un champú anticaspa con otro normal que sea suave (que respete el pH de la piel del cuero cabelludo).
  • Cuando te laves el pelo, hazlo con suavidad, haciendo movimientos circulares y sin frotar demasiado fuerte sobre el cuero cabelludo, y acláralo muy bien con agua templada. Es importante que no queden residuos de champú, ya que no ayudarán a resolver el tema, al contrario.
  • El secado también debe ser suave: primero con una toalla (sin frotar) y después es mejor dejar secar al aire libre o, si necesitas usar el secador, con aire templado o frío.
  • Si ves que aun usando un champú bueno para la caspa, la molestia persiste y no se soluciona, consúltalo con un dermatólogo/a para que valore tu caso y pueda recomendarte otros productos o tratamientos para la caspa. Hay otras afecciones como la psoriasis o la dermatitis seborreica que pueden parecerse a la caspa, pero que requieren otros tratamientos.

¿Qué debes tener en cuenta acerca del champú para quitar la caspa?

Un buen champú para la caspa tendrá principios activos específicos para eliminar la caspa, que buscan evitar el crecimiento de hongos, ayudan a deshacerse de las escamas, etc.

Los principales componentes que lleva un champú para la caspa (uno o varios de ellos combinados) son: antifúngicos (piritiona de zinc, sulfuro de selenio, ketoconazol, etc.), antiinflamatorios, surfactantes, queratolíticos (ácido salicílico), astringentes, antiseborreicos, glicerina,…

El champú anticaspa que más te conviene dependerá de la gravedad de cada caso (si tienes dudas, puedes consultarlo con el/la dermatólogo/a o en tu farmacia de confianza).

¡Muy importante!

  • Respeta siempre las indicaciones de uso de la marca de champú (en cuanto a periodicidad, tiempo que puedes tenerlo en la cabeza antes de aclarar, etc.)
  • Si ves que el champú anticaspa ha dejado de hacer efecto, cambia de champú.
  • En caso de que el champú empeore el problema (irritación, picores, resequedad…), ¡deja de utilizarlo inmediatamente!

Remedios caseros para la caspa

Además de los champús o de otros productos para combatir la caspa (geles, lociones…), debes saber que existen remedios caseros contra la caspa que puedes alternar con los otros tratamientos y que, a pesar de no existir evidencia científica sobre su efectividad, son inocuos y te pueden ayudar a controlar la caspa o sus síntomas (irritación, picor, sequedad…).

Lo que sí debes tener en cuenta respecto a los remedios caseros anticaspa, es que es difícil saber si las mezclas llevan las proporciones necesarias, si pueden crear efectos adversos, etc. (cosa que no suele suceder con los productos convencionales).

Aquí te comentamos algunos remedios naturales para la caspa, por si te apetece probarlos:

  • Aloe vera: tiene propiedades antifúngicas, antibacterianas y calmantes, elimina la caspa y calma la posible irritación y el picor. Reparte el gel de aloe vera en el cuero cabelludo, deja actuar unos 20 minutos, enjuaga con agua tibia y lava el pelo con un champú neutro.
  • Aceite de coco: como te comentamos en otro post sobre los aceites en el pelo, una de las muchísimas propiedades de este aceite mágico para el cabello es el de funcionar muy bien como remedio natural para la caspa.
  • Aceite de árbol de té: es un excelente antifúngico que también se usa como tratamiento para la caspa.
  • Limón: muchas personas utilizan el limón para la caspa porque contiene ácidos que regulan la grasa capilar y resulta muy refrescante. Normalmente se utiliza el limón como ingrediente en mascarillas anticaspa (mezclado con azúcar y menta piperita, por ejemplo).
  • Vinagre blanco o de manzana: si no te importa el olor que impregnará en tu pelo, el vinagre también se usa para reequilibrar el pH, combatir hongos y bacterias y controlar la caspa. Se utiliza diluido en agua, en una proporción de ¼ de vaso de vinagre + ½ de vaso de agua.
  • Bicarbonato: combate los hongos causantes de la caspa y limpia profundamente el cuero cabelludo. Si te preguntas cómo quitar la caspa con bicarbonato, puedes añadir una cucharada de bicarbonato de sodio a tu champú habitual, o bien preparar una mascarilla especial anticaspa con: 2 cucharadas de bicarbonato, 1 cucharada de zumo de limón y 3 cucharadas de agua. Lo aplicas sobre el cabello húmedo haciendo suaves masajes circulares, lo dejas actuar durante 15 minutos y aclaras con agua templada. ¡Lista!

¿Qué hacer para evitar y combatir la caspa?

Hay una serie de medidas preventivas que pueden ayudarte a que la caspa no haga presencia en tu melena. Si ya tienes la caspa bajo control y quieres que no vuelva a visitarte, sigue estos consejos.

Mujer joven haciendo una postura de yoga en el parque, llevando una vida relajada y sin estrés

Ahí van:

  1. Controla tu estrés, activa el modo zen. Para ayudarte a organizar tus rutinas sin nervios ni ansiedad, puede irte muy bien el método bullet journal.
  2. Sigue una dieta equilibrada, come de todo y bien, alimentos ricos en vitaminas y minerales, e hidrátate con frecuencia.
  3. Intenta que te dé el sol en el pelo, con moderación y siempre protegiendo tu piel y tu cabello con protección solar.
  4. Lava tu pelo siempre que lo necesites, ni más ni menos. Si deseas espaciar el tiempo entre lavados y no lavarlo cada día, el champú en seco de Batiste será tu gran aliado para mantener una melena fresca y limpia sin necesidad de lavarla con agua.
  5. Reduce o limita el uso de productos capilares que pueden dejar residuo: gomina, laca, fijadores… Si lo haces, asegúrate de eliminarlos completamente cuando te laves el pelo.
  6. Cepíllate el pelo con cepillos soft (de cerdas suaves) y evita la brusquedad en cada pasada. ¡Trátalo con cariño!
  7. Evita rascarte demasiado el cuero cabelludo, para que no favorecer la producción de caspa en el pelo.

 

Con este completo post sobre cómo eliminar la caspa, ¡seguro que consigues olvidarte de ella definitivamente! Y cuando lo hayas conseguido, te recomendamos que leas nuestros tips sobre cómo tener el pelo más fuerte, grueso y sano. ¡Todo tuyos!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 + 5 =